Educación Financiera, Noticias

5 hábitos de los ahorradores

Las personas que ahorran con un propósito, suelen adoptar ciertos hábitos en su día a día que les permite llevar a cabo sus metas de manera más sencilla, convirtiéndose en un estilo de vida que otorga muchos beneficios además de los económicos.

A continuación, describiremos los 5 hábitos que mejor le funcionan a los ahorradores:

1. Pensar antes de comprar

Es lo más básico para empezar a ahorrar. Todo ahorrador preguntarse antes de comprar ¿Lo necesito? ¿Comprar esto dificultará el pago de otra cosa? ¿Cuánto de mi ahorro sacrificaré para adquirir esto? Pensar antes de comprar significa hacer un ejercicio de conciencia previo a la compra de un producto y de cómo esto va a afectar nuestro objetivo y tiempo de ahorro.

2. Cocinar y comer en casa

Es una de las formas más fáciles de ahorrar y en la que puedes ver los resultados rápidamente. Mercar y preparar tu propia comida supone una gran diferencia en tu economía a cuando compras domicilios o alimentos por fuera ya que lo que inviertes en el supermercado rinde más que lo que gastas en la calle. Este hábito también traerá beneficios a tu salud debido a que empezarás a ser más consciente de lo que consumes y a adquirir productos más frescos. Todo es cuestión de que dediques unos minutos más al día para cocinar.

3. Ahorrar energía y agua en casa

Puede parecer muy obvio pero conseguirlo no es tan sencillo. Si realmente se desea lograr un cambio en las facturas al final de mes se deben tomar medidas constantes en las que todos en el hogar deben participar.

Apagar las luces cuando no estemos en la habitación, desconectar electrodomésticos que no estemos usando, cargar el celular solo el tiempo necesario (y no toda la noche como muchos acostumbran), no dejar abierta mucho tiempo la nevera, usar la lavadora cuando tenga una carga adecuada de ropa y reutilizar el agua de ésta para tareas del aseo son solo algunas acciones para disminuir el consumo de recursos y por tanto, el cobro de los servicios.

4. Cazar ofertas y promociones (necesarios)

Esto no significa tomar cada promoción que veamos. Se refiere a aprovechar las ofertas y promociones de productos o servicios que necesitemos o tengamos programado comprar y que realmente signifiquen un ahorro en nuestro presupuesto.

5. Practica un deporte o un arte como hobbie

Ahorrar no significa dejar de divertirse. Gran parte de los ahorradores aprovechan su tiempo libre practicando algún deporte, arte u oficio. Montar bicicleta, escribir una historia, pintar un cuadro o empezar un proyecto de jardinería son algunos ejemplos de hobbies que no solo te harán ahorrar dinero sino que contribuyen a desarrollar tu creatividad y bienestar.

Más beneficios para nuestros asociados

Más Galerías

Compartimos juntos los mejores momentos.